Beneficios para el cultivo

Como herbicida de amplio espectro, efectivo contra diversas malas hierbas, el glufosinato de amonio permite la producción saludable de más de 100 cultivos, entre los que se incluyen frutas y frutos secos, colza, soja y algodón. Esto ha fomentado la disponibilidad de alimentos (y otros productos) de mayor calidad y más asequibles. Los agricultores también confían en el herbicida a la hora de tratar a los árboles jóvenes, ya que al ser un herbicida de contacto es posible controlar las malas hierbas que los rodean, sin dañar al árbol en sí.

Además, los cultivos LibertyLink como colza, maíz y soja –modificados genéticamente– son resistentes al glufosinato de amonio. Por lo tanto, los agricultores pueden aplicar este herbicida en el cultivo para un control no selectivo y posterior a la aparición de las malas hierbas, hasta diez semanas antes de la cosecha y antes de que esas malas hierbas pongan en peligro el rendimiento del cultivo.

La semilla de canola o colza (términos utilizados indistintamente en algunos países) se tritura para usos alimentarios y no alimentarios, como aceite comestible, biocombustibles renovables y lubricantes. El residuo se vende como harina de colza y constituye un alimento animal muy energético. La colza, cada vez más cultivado en diversas áreas de los EE. UU, es un cultivo muy extendido en Canadá, Australia, China, la India y Europa es. La colza desempeña un papel vital en la rotación de cultivos ya que crece en los campos para interrumpir la siembra repetida de cereales. Por ello, debilitar la cosecha de colza podría tener un fuerte impacto sobre la producción de otros cultivos y cereales.

Las malas hierbas compiten enormemente con la colza y pueden llegar a agotar los recursos (humedad, nutrientes, acceso a la luz del sol) a disposición del cultivo . Malas hierbas como el amor de hortelano (Galium aparine), parecido a la colza en tamaño y forma, pueden contaminar la cosecha si se recogen por error. Por lo tanto, un buen control de la maleza es necesaria una estrategia de gestión integrada y coherente. El uso de variedades de colza de mucho rendimiento y modificadas genéticamente para tolerar a los herbicidas (TH), junto con el uso de herbicidas de amplio espectro, ofrece la forma más eficaz de control de las malas hierbas.Los únicos herbicidas de amplio espectro que se pueden utilizar actualmente con los cultivos de colza TH son el glufosinato de amonio y el glifosato. Hasta hace poco solo existía la colza con tolerancia al glifosato. En el pasado, la rotación insuficiente de los mecanismos de acción de los herbicidas dio como resultado que muchas de las malas hierbas que crecían en zonas de cultivo de colza ya no respondieran al tratamiento con glifosato. Por lo tanto hoy en día, los agricultores son cada vez más conscientes de la necesidad de alternar el glifosato con el glufosinato de amonio para aliviar la aparición de resistencia en las malas hierbas.

Canola field
Campo de colza

Campo de colza

  • Con una producción de más de 11 millones de toneladas de colza, China está entre los mayores productores mundiales, seguida por Canadá, la India y Alemania.
La canola –de «can» (Canadá) y «ola» (aceite de baja acidez, en inglés)– tiene un nivel muy bajo de grasa saturada, alrededor o por debajo del 7 %. Se trata de un cultivar desarrollado a partir de Brassica napus (colza) por unos expertos canadienses, con el fin de reducir ciertos componentes antinutricionales de esta.1
1 | Soya Tech. Canola Facts. http://www.soyatech.com/canola_facts.htm
El cultivo de soja se disparó con los herbicidas postemergencia

El control postemergencia de las malas hierbas en el cultivo de la soja se está convirtiendo en un desafío cada vez mayor, debido a que las malas hierbas han desarrollado resistencia al glifosato. Aumentar la diversidad de los herbicidas empleados, así como usarlos en rotación con aplicaciones de herbicidas postemergencia, como el glufosinato de amonio, permite abordar una mayor variedad de malas hierbas, al tiempo que conserva la efectividad de las actuales tecnologías de rasgos resistentes a herbicidas.

» más

Conozca los cultivos LibertyLink

Preguntas más frecuentes» más

¿Quedan restos de glufosinato de amonio en los alimentos?

Los restos de glufosinato de amonio que puedan quedar en los cultivos y que un ser humano puede ingerir directamente o indirectamente –como resultado de consumir carne y leche de animales que se han alimentado de esos cultivos– están limitados a niveles más estrictos que los umbrales definidos para la seguridad toxicológica.

¿Tiene preguntas?

Copyright © Bayer AG