Beneficios para el cultivo

Como herbicida de amplio espectro, efectivo contra diversas malas hierbas, el glufosinato de amonio permite la producción saludable de más de 100 cultivos, entre los que se incluyen frutas y frutos secos, colza, soja y algodón. Esto ha fomentado la disponibilidad de alimentos (y otros productos) de mayor calidad y más asequibles. Los agricultores también confían en el herbicida a la hora de tratar a los árboles jóvenes, ya que al ser un herbicida de contacto es posible controlar las malas hierbas que los rodean, sin dañar al árbol en sí.

Además, los cultivos LibertyLink como colza, maíz y soja –modificados genéticamente– son resistentes al glufosinato de amonio. Por lo tanto, los agricultores pueden aplicar este herbicida en el cultivo para un control no selectivo y posterior a la aparición de las malas hierbas, hasta diez semanas antes de la cosecha y antes de que esas malas hierbas pongan en peligro el rendimiento del cultivo.

Entre los cítricos se incluyen naranjas, mandarinas, limones, limas o pomelos. Los cítricos no solo son deliciosos y refrescantes, sino que también son ricos en vitamina C, folato, potasio y flavonoides, conocidos por sus propiedades anticancerígenas. Los cítricos son los cultivos frutales de mayor valor, en lo que se refiere al comercio internacional. Alrededor de tres cuartas partes de la producción mundial de cítricos se cultiva en el hemisferio norte, concretamente, en países del área mediterránea y en los EE. UU.

En comparación con otros árboles cultivados, los cítricos tienen un sistema radicular fibroso y superficial. Como resultado, el cítrico es susceptible a la competición por parte de las malas hierbas. Como el control mecánico de la maleza es caro y aumenta el riesgo de daño en la raíz o el tronco, la mayoría de los agricultores prefieren utilizar herbicidas para evitar que las malas hierbas destruyan los cultivos. No obstante, depender en exceso de un único herbicida puede hacer que proliferen las malas hierbas resistentes.

El glufosinato de amonio desempeña una función clave en la producción sostenible de cítricos, al controlar las malas hierbas y los retoños que de otra forma reducirían la producción. Gracias a su modo único de acción, el herbicida está registrado en muchos países para utilizarlo alrededor de los cítricos jóvenes, a lo largo de las hileras de los cultivos, entre las franjas de hierba o legumbres, sin peligro de dañar a los árboles. Resulta ideal para utilizarlo en rotación con otros herbicidas, con el fin de paliar la resistencia de las malas hierbas. Además, el glufosinato de amonio se degrada en el sustrato y no puede pasar a las raíces ni llegar a los brotes.

Citrus trees after weed control
Cítricos después del control de malas hierbas

¿Sabía que...?

  • La cosecha mundial anual de cítricos supera los 110 millones de toneladas. China produce tanto como todos los demás países de la región mediterránea juntos.1
Cítricos
Las naranjas constituyen el 60 % de toda la producción de cítricos, y distintas clases de mandarinas (como clementinas y satsumas) representan el 23 %. El limón y la lima suponen el 12 % de la producción de cítricos, y el pomelo (Citrus maxima y Citrus x paradisi), el 4 %.2
2 | Yara US. Crop Nutrition: World Citrus Production. http://www.yara.us/agriculture/crops/citrus/key-facts/world-citrus-production/
FSANZ: El maíz tolerante al GA es seguro

El FSANZ (Food Standards Australia and New Zealand) completó su evaluación de seguridad de un tipo de maíz modificado genéticamente que es tolerante al GA y está protegido frente a algunas plagas comunes del maíz. Las autoridades no encontraron riesgos potenciales para la salud o la seguridad públicas y llegaron a la conclusión de que los alimentos obtenidos a partir de este tipo de maíz son tan seguros para el consumo humano como los alimentos obtenidos a partir de cultivares convencionales de maíz. Ahora, el FSANZ ha pedido que se presente la documentación necesaria para permitir que se obtengan alimentos a partir del nuevo tipo de maíz.

» más

Conozca los cultivos LibertyLink

Preguntas más frecuentes» más

¿Quedan restos de glufosinato de amonio en los alimentos?

Los restos de glufosinato de amonio que puedan quedar en los cultivos y que un ser humano puede ingerir directamente o indirectamente –como resultado de consumir carne y leche de animales que se han alimentado de esos cultivos– están limitados a niveles más estrictos que los umbrales definidos para la seguridad toxicológica.

¿Tiene preguntas?

Copyright © Bayer AG