Beneficios para el cultivo

Como herbicida de amplio espectro, efectivo contra diversas malas hierbas, el glufosinato de amonio permite la producción saludable de más de 100 cultivos, entre los que se incluyen frutas y frutos secos, colza, soja y algodón. Esto ha fomentado la disponibilidad de alimentos (y otros productos) de mayor calidad y más asequibles. Los agricultores también confían en el herbicida a la hora de tratar a los árboles jóvenes, ya que al ser un herbicida de contacto es posible controlar las malas hierbas que los rodean, sin dañar al árbol en sí.

Además, los cultivos LibertyLink como colza, maíz y soja –modificados genéticamente– son resistentes al glufosinato de amonio. Por lo tanto, los agricultores pueden aplicar este herbicida en el cultivo para un control no selectivo y posterior a la aparición de las malas hierbas, hasta diez semanas antes de la cosecha y antes de que esas malas hierbas pongan en peligro el rendimiento del cultivo.

El aceite de oliva forma parte integral de la cocina en muchos países, y está disponible todo el año, para utilizarlo como aliño para ensaladas y para todo tipo de platos.Una investigación reciente ha demostrado que los ácidos grasos monoinsaturados que se encuentran en las aceitunas pueden ayudar a reducir el colesterol «malo» en la sangre y la tensión arterial.

El olivo es un árbol que se encuentra en buena parte de África, la cuenca mediterránea, desde Portugal hasta el Levante mediterráneo, la península arábiga y otras regiones del mundo. Durante sus primeros cinco años de vida o cuando el crecimiento de la raíz se ve limitado, los olivos son susceptibles a las malas hierbas, ya que estas compiten directamente con el crecimiento del árbol y dan cobijo a distintos roedores que pueden mordisquear el tronco y destruir los árboles jóvenes. Según la región, algunos roedores están más presentes allá donde predominan malezas de hoja ancha, como la correhuela (Convolvulus arvensis) y los tréboles perennes. A pesar de que las prácticas para el control integrado de las malas hierbas varían considerablemente de un año a otro y de una plantación a otra, , hay dos tareas clave para mantener plantaciones de olivos saludables y con gran rendimiento: aliviar la presión de las malas hierbas y controlar los retoños.

El glufosinato de amonio es uno de los poquísimos productos del mercado expresamente indicados para el control de los retoños de los olivos y de un amplio espectro de malas hierbas con un mismo tratamiento, sin dañar al árbol. Dado que no es posible controlar mecánicamente las malas hierbas en los cultivos de olivos en zonas escarpadas, y que las alternativas al glufosinato de amonio para las plantas jóvenes son muy limitadas, si no contaran con un herbicida, la mayoría de los agricultores tendrían que dejar el negocio. La acción discriminadora del herbicida les ayuda a controlar las malas hierbas con menos aplicaciones, lo que supone menos costes de explotación y un beneficio para el medio ambiente. Un control efectivo de las malas hierbas y de los retoños contribuye también a obtener mayores rendimientos.

Plive trees
Olivar

¿Sabía que...?

Olivo
España, Italia y Grecia están entre los principales productores de aceitunas; los tres países representan más del 50 % de la producción mundial.1 Italia es también el mayor importador, seguido por los EE. UU. y Francia.2
  • En los huertos más antiguos, las malas hierbas crean condiciones más frías y húmedas para los olivos. Eso aumenta el potencial para la aparición de la tuberculosis o roña del olivo (producida por la bacteria Pseudomonas savastanoi) y el riesgo de infección por el repilo del olivo (el hongo Spilocaea oleaginea).
1 | FAOSTAT (Figures from 2012). http://faostat.fao.org/site/339/default.aspx
El GA está considerado como el sustituto más adecuado para el glifosato

Una vez prohibido el uso de glifosato en Sri Lanka, un organismo local, el Instituto para la Investigación sobre el Té (TRI), ha concluido que el sustituto más adecuado para el glifosato es el glufosinato de amonio. Dado que la principal ventaja del GA es su capacidad para controlar un amplio espectro de malas hierbas, este herbicida se podrá utilizar en el futuro como una de las principales herramientas para la protección de los cultivos de té. El director del TRI, el Dr. I.S.B. Abeysinghe añadió que existen muy pocos productos químicos que se puedan utilizar en sustitución del glifosato en un programa integral de control de las malas hierbas.

» más

Conozca los cultivos LibertyLink

Preguntas más frecuentes» más

¿Quedan restos de glufosinato de amonio en los alimentos?

Los restos de glufosinato de amonio que puedan quedar en los cultivos y que un ser humano puede ingerir directamente o indirectamente –como resultado de consumir carne y leche de animales que se han alimentado de esos cultivos– están limitados a niveles más estrictos que los umbrales definidos para la seguridad toxicológica.

¿Tiene preguntas?

Copyright © Bayer AG