Beneficios para el cultivo

Como herbicida de amplio espectro, efectivo contra diversas malas hierbas, el glufosinato de amonio permite la producción saludable de más de 100 cultivos, entre los que se incluyen frutas y frutos secos, colza, soja y algodón. Esto ha fomentado la disponibilidad de alimentos (y otros productos) de mayor calidad y más asequibles. Los agricultores también confían en el herbicida a la hora de tratar a los árboles jóvenes, ya que al ser un herbicida de contacto es posible controlar las malas hierbas que los rodean, sin dañar al árbol en sí.

Además, los cultivos LibertyLink como colza, maíz y soja –modificados genéticamente– son resistentes al glufosinato de amonio. Por lo tanto, los agricultores pueden aplicar este herbicida en el cultivo para un control no selectivo y posterior a la aparición de las malas hierbas, hasta diez semanas antes de la cosecha y antes de que esas malas hierbas pongan en peligro el rendimiento del cultivo.

Pocas frutas han obtenido tanta atención en los estudios relacionados con la salud como las uvas. La combinación de una textura única y un sabor dulce con un toque ácido ha convertido a las uvas en una fruta popular. Las uvas se pueden comer al natural o procesadas para crear vino, vinagre, pasas, conservas y zumo (mosto). Entre los principales productores de uvas del mundo están Francia, España, Italia, Argentina, Chile, EE. UU., Irán, la India, Turquía y China.

Durante sus primeros cuatro años de vida o cuando el crecimiento de la raíz se ve limitado, las malas hierbas compiten directamente con el crecimiento de la vid y proporcionan un buen hábitat para distintos roedores que pueden mordisquear el tronco y destruir a las vides jóvenes. Las prácticas para el control integrado de las malas hierbas varían considerablemente de un año a otro y de un viñedo a otro. No obstante, hay dos tareas clave para mantener los viñedos saludables y con gran rendimiento: aliviar la presión de las malas hierbas y controlar los retoños sin dañar la cepa.

El glufosinato de amonio es uno de los poquísimos productos del mercado expresamente indicados para el control de los retoños de la vid y de un amplio espectro de malas hierbas con un mismo tratamiento, sin dañar a la cepa. Dado que no es posible controlar mecánicamente las malas hierbas en los viñedos situados en zonas escarpadas, y que las alternativas al glufosinato de amonio para las vides jóvenes son muy limitadas, los viticultores indican en las encuestas que sin él, podrían tener que dejar de cultivarlas. La acción discriminadora del herbicida les ayuda a controlar las malas hierbas con menos aplicaciones, lo que supone menos costes de explotación y un beneficio para el medio ambiente. Un control efectivo de las malas hierbas y de los retoños contribuye también significativamente a obtener mayores rendimientos.

Vineyard after weed control
Viñedo después del control de malas hierbas.

¿Sabía que...?

Wine Market
Según el 2012 Global Wine Industry Almanac, se prevé que el mercado del vino ascienda en el 2016 a 303,6 mil millones de USD hacia el año 2016, lo que supone un aumento del 17,9 % desde el 2011.1
  • El glufosinato de amonio está expresamente indicado para el control de la mayor parte de las malas hierbas que amenazan a los viñedos. Entre ellas están el cenizo (Chenopodium album), el pasto dentado (Echinochloa crus-galli), el epilobio (género Epilobium), la centinodia (Polygonum aviculare) y el cardo mariano (Silybum marianum).2
1 | MarketLine, "Wine: Global Industry Almanac", March 2012, http://www.researchandmarkets.com/research/gqjz6t/wine_global_indus
2 | Bayer CropScience. Users’ guide for vineyards. http://www.bayercropscience.com.au/resources/uploads/Bulletin/file9672.pdf
El GA está considerado como el sustituto más adecuado para el glifosato

Una vez prohibido el uso de glifosato en Sri Lanka, un organismo local, el Instituto para la Investigación sobre el Té (TRI), ha concluido que el sustituto más adecuado para el glifosato es el glufosinato de amonio. Dado que la principal ventaja del GA es su capacidad para controlar un amplio espectro de malas hierbas, este herbicida se podrá utilizar en el futuro como una de las principales herramientas para la protección de los cultivos de té. El director del TRI, el Dr. I.S.B. Abeysinghe añadió que existen muy pocos productos químicos que se puedan utilizar en sustitución del glifosato en un programa integral de control de las malas hierbas.

» más

Conozca los cultivos LibertyLink

Preguntas más frecuentes» más

¿Quedan restos de glufosinato de amonio en los alimentos?

Los restos de glufosinato de amonio que puedan quedar en los cultivos y que un ser humano puede ingerir directamente o indirectamente –como resultado de consumir carne y leche de animales que se han alimentado de esos cultivos– están limitados a niveles más estrictos que los umbrales definidos para la seguridad toxicológica.

¿Tiene preguntas?

Copyright © Bayer AG