Seguridad para el operario

El glufosinato de amonio lleva 30 años utilizándose de forma segura. Hasta la fecha, no se conoce ningún caso de daños en seres humanos si se aplica según las instrucciones de la etiqueta. Para garantizar la seguridad del trabajador, los expertos han establecido unas estrictas instrucciones de uso, con un factor de seguridad cien veces superior al recomendado. Este amplísimo margen de seguridad garantiza la protección de trabajadores, residentes y otras personas que estén cerca de la explotación agrícola durante la aplicación del producto.

El glufosinato de amonio lleva 30 años utilizándose de forma segura. Hasta la fecha, no se conoce ningún caso de daños en seres humanos si se aplica según las instrucciones de la etiqueta. Para garantizar la seguridad del trabajador, los expertos han establecido unas estrictas instrucciones de uso, con un factor de seguridad cien veces superior al recomendado. Este amplísimo margen de seguridad garantiza la protección de trabajadores, residentes y otras personas que estén cerca de la explotación agrícola durante la aplicación del producto.

Riesgo ocupacional en condiciones de vida real

En la Unión Europea, el glufosinato de amonio se clasifica como potencialmente tóxico para la reproducción humana, según estudios en laboratorio (por ejemplo, en ratas) a dosis que son imposibles de reproducir en unas condiciones de uso reales y responsables. Contrariamente a lo que se suele creer, el glufosinato de amonio no está clasificado como carcinógeno ni como disruptor endocrino.

Los escenarios de evaluación de riesgos realizados anteriormente por las autoridades europeas y nacionales de algunos países, como parte del proceso de autorización a nivel mundial, han demostrado que el glufosinato de amonio es seguro para el operario, el consumidor y el medio ambiente, siempre que se utilice según las instrucciones de la etiqueta.

La seguridad es lo primero

Para minimizar los riesgos potenciales para la salud del ser humano relacionados con el uso de herbicidas, el sector fomenta que se proporcionen instrucciones para un uso seguro, recomendaciones sobre el equipo de protección personal (como el uso de mono, guantes de nitrilo, botas de goma, etc.) y formación sobre la aplicación del producto. Las etiquetas del glufosinato de amonio y de otros herbicidas indican claramente qué equipo es necesario llevar puesto para aplicar el producto.

Se han definido en detalle normas internas y buenas prácticas de gestión para un manejo seguro y responsable del glufosinato de amonio durante todo su ciclo de vida, es decir: investigación, desarrollo, fabricación, autorización del producto, marketing, ventas, uso, eliminación de residuos, gestión de contenedores vacíos y eliminación de lotes caducados.
Testing of Maximum Residue Levels (MRLs)
Los sistemas de transferencia cerrada garantizan rapidez y seguridad al rellenar y limpiar el equipo para pulverizarlo, así como que no se produzcan salpicaduras.
Las necesidades específicas de formación pueden variar según la persona, sus conocimientos previos, las condiciones y los requisitos locales, el equipo de aplicación y las técnicas utilizadas o los sistemas de cultivo. Por ejemplo, las condiciones meteorológicas son un factor importante para el tratamiento seguro y eficiente con glufosinato de amonio. Los materiales específicos para cada país proporcionan al agricultor más recomendaciones sobre qué equipo emplear y cómo utilizar el producto.

¿Sabía que...?

Solo la dosis hace el veneno
Nuestro cuerpo no es capaz de diferenciar entre productos químicos naturales y artificiales; es la dosis lo que los convierte en veneno. De hecho, la sal es enormemente tóxica cuando se consume en grandes cantidades: 57 g pueden matar a un niño.
  • Cinco o más de los productos químicos más letales se dan en la naturaleza. El producto tóxico más potente –la toxina botulínica– es natural, y es más de un millón de veces más tóxico que la mayoría de los productos químicos fabricados por el hombre.
El GA está considerado como el sustituto más adecuado para el glifosato

Una vez prohibido el uso de glifosato en Sri Lanka, un organismo local, el Instituto para la Investigación sobre el Té (TRI), ha concluido que el sustituto más adecuado para el glifosato es el glufosinato de amonio. Dado que la principal ventaja del GA es su capacidad para controlar un amplio espectro de malas hierbas, este herbicida se podrá utilizar en el futuro como una de las principales herramientas para la protección de los cultivos de té. El director del TRI, el Dr. I.S.B. Abeysinghe añadió que existen muy pocos productos químicos que se puedan utilizar en sustitución del glifosato en un programa integral de control de las malas hierbas.

» más

Sistema de transferencia cerrada easyFlow

Preguntas más frecuentes» más

¿Qué pruebas se realizan en los herbicidas, incluido el glufosinato de amonio, para comprobar su seguridad durante la fase de desarrollo del producto?

Las pruebas toxicológicas y las evaluaciones medioambientales examinan cualquier riesgo potencial para la salud, así como los efectos del producto sobre el sustrato, el agua y el aire. Sobre el terreno, se realizan ensayos controlados, en condiciones cercanas a la realidad de una explotación agraria. En ellos se tienen en cuenta los peores niveles de exposición posibles, con el fin de establecer unos amplios márgenes de seguridad. Todos los datos los evalúan las autoridades reguladoras.

¿Tiene preguntas?

Copyright © Bayer AG